Disfunciones del Qi I: Insuficiencia de Qi

Artículo en el que vamos a estudiar una disfunción del Qi: la Insuficiencia de Qi

Factores patogenos

Como ya sabemos, en condiciones normales, los procesos de transformación del Qi regulan el resto de las funciones del organismo. Que los movimientos del Qi estén coordinados es imprescindible para el correcto funcionamiento de todas las funciones. Por tanto, una disfunción en el Qi va a afectar a todo el organismo tarde o temprano.

Si hablamos directamente de las disfunciones del Qi, encontramos principalmente dos tipos: insuficiencia de Qi y perturbaciones en el movimiento de Qi. En este primer artículo vamos a tratar la insuficiencia de Qi.

Insuficiencia de Qi (Qi Xu) o Vacío de Qi

Esta insuficiencia puede tratarse de una deficiencia congénita de Yuan Qi, del agotamiento de Qi por factores emocionales o una enfermedad, o por una Insuficiencia adquirida de Qi. Con esta insuficiencia, las funciones de transporte y transformación de Qi se ven disminuidas. Por tanto, la circulación de la sangre se ve alterada, al igual que la de los Líquidos Orgánicos. Esto puede llevar a la aparicicón de patologías secundarias en Xue o Jinye.

En este tipo de fisiopatologías los Órganos que se ven afectados son el Corazón, el Bazo, el Riñón y el Pulmón. De esta forma, los síntomas que se observan en estos pacientes son cansancio, debilidad en los miembros, degradación del sistema inmunitario y astenia física y mental.

En el próximo artículo, que será algo más largo, vamos a estudiar la otra disfunción del Qi: los trastornos de la circulación de Qi. Dentro de este apartado, vamos a ver que existen principalmente cuatro tipos de trastornos: Qi Zhi, Qi Ni, Qi Xian y Qi Bi He Qi Tuo.