Disfunciones del Qi II: Trastornos de la circulación de Qi

Artículo en el que vamos a estudiar otros tipos de disfunciones del Qi: los Trastornos de la circulación del Qi

Medicina Tradicional China

Los Trastornos de la circulación de Qi son alteraciones en los movimientos de ascenso y descenso y de interiorización y exteriorización y en la circulación de Qi. Como ya comentamos en el artículo anterior, existían cuatro tipos diferentes. Vamos a explicarlos uno a uno.

Colapso o hundimiento del Qi: Qi Xian

Este trastorno se produce cuando hay una alteración en los movimientos de ascenso y descenso de Qi provocados por una deficiencia en Qi. En concreto, los movimientos de ascenso son insuficiente y, sin embargo, los de descenso son excesivos. Las causas son las mismas que en el caso de la Insuficiencia de Qi.

En este caso, el Órgano más afectado es el Bazo. Los síntomas que pueden presentar estos pacientes, además de los que puede presentar por la Insuficiencia de Qi, son: diarreas, metrorragias y prolapsos.

Estancamiento u obstrucción del Qi: Qi Zhi

Este trastorno se produce cuando hay una disminución de la velocidad de la circulación del Qi provocada por factores patógenos obstructivos como Flema o Éstasis de Sangre, o por factores emocionales. Esta patología afecta a toda la extensión de meridianos y Órganos afectados.

Los Órganos afectados son el Hígado, el Estómago, el Pulmón y el Bazo. La de Bazo es la forma más característica de esta patología. El Hígado se ve afectado en los movimientos de ascenso, el Estómago en los de descenso, el Pulmón en los de descenso y el Bazo en los de ascenso.

Los síntomas que presentan estos pacientes son opresión y distención abdominal, dolor y depresión.

Bloqueo o Cierre y Escape del Qi: Qi Bi He Qi Tuo

Este trastorno se produce cuando hay un desequilibrio entre los movimientos de interiorización y exteriorización de Qi.

La Obstrucción de Qi hace que se produzca un mayor movimiento de interiorización y que disminuya el de exteriorización. Esto hace que se den distintas situaciones de Bloqueo interno de Qi. El escape de Qi es justo lo contrario: menor movimiento de interiorización y mayor movimiento de exteriorización. Se da cuando existe una debilidad en el cuerpo y no se puede retener el Qi, por lo que se escapa. En ambos casos, los síntomas que presentarán estos pacientes son los mismos que los del colapso.

Qi a contracorriente o Qi rebelde: Qi Ni

Este trastorno se produce cuando hay un desequilibrio entre los movimientos de ascendo y descenso de Qi, o cuando hay una inversión en la circulación natural de Qi. En concreto, los movimientos de ascenso son excesivos y, sin embargo, los de descenso son insuficientes. Esta patología es provocada por alteraciones alimentarios o mocionales, por Frío, Calor o Flema turbia.

Los Órganos afectados son el Hígado, el Estómago y el Pulmón. En el caso del Hígado, el Qi circula de una forma inconrolada y excesiva en sentido ascendente. Para el caso del Estómago y del Pulmón, el Qi va a contracorriente, porque su movimiento natural es de descenso y se produce el ascenso de Qi.

Los síntomas que presentará un paciente serán diferentes según el Órgano afectado. Para el Hígado tendrá cefalea, mareo y rojos enrojecidos; para el Estómago, náuseas, eructos y vómitos; y para el Pulmón, tos, asma y disnea.