Desequilibrios de Yin y Yang IV: aislamiento de Yin y Yang

Como ya vimos en el primer artículo sobre este tema, una de las causas de desequilibrios de Yin Yang es el aislamiento de Yin y de Yang.


Una patología asociada a un desequilibrio entre Yin y Yang puede producirse por la separación funcional de Yin y de Yang, ya que lo normal es que ambos estén en equilibrio. Cuando se produce este aislamiento, nos indica que es el comienzo de una situación patológica crítica.

El aislamiento de Yin y Yang proviene de una evolución de los desequilibrios que hemos analizado en los tres artículos anteriores y puede desencadenar el escape de Yin y Yang que estudiaremos en el próximo artículo. En clínica, el aislamiento puede darse en caso de debilitación extrema y en enfermedades contagiosas o infecciosas.

Aislamiento de Yin por exceso de Yang

Si hay un Exceso de Yang muy fuerte, éste puede desplazar a Yin manteniéndole fuera sin dejarle sitio para actuar. Aunque Yin esté fuera, sigue interactuando con Yang. Este aislamiento impide la correcta distribución del Yan Qi beneficioso, de tal forma que queda encerrado en el interior y aparecen síntomas de Frío. Aunque el frío es falso y el calor es verdadero.

La clínica de este aislamiento se presenta como: delirio, sudoración espontánea, sed, orina oscura, lengua roja con capa seca, heces malolientes o estreñimiento y respiración y voz fuerte.

Aislamiento de Yang por Exceso de Yin

Como Yin está en un Exceso muy fuerte, ocupa todo el sitio y no deja espacio para Yang. Por tanto, Yang queda fuera, aunque sigue interactuando con Yin. Como Yang está fuera, aparecen síntomas de Calor, aunque es un Calor falso, ya que existe un Frío verdadero.

La clínica de este aislamiento se presenta como: fiebre con ganas de abrigarse, sed, dinamofobia, diarrea prolongada, lengua pálida sin capa, pulso rápido pero débil, poliuria y edemas.