Desequilibrios de Yin y Yang V: escape de Yin o Yang

<strong>Como ya vimos en el primer artículo sobre este tema, la última posible causa de desequilibrios de Yin Yang es el escape de Yin y de Yang.</strong>

El aislamiento de Yin o de Yang puede hacer que ambos dejen de estar conectados y uno de ellos se escape. El desenlace de esta patología puede ser la muerte del paciente. Para que exista Yang, tiene que existir Yin y Líquidos, pero a su vez, Yin necesita el impulso y el calentamiento de Yang para hacer sus funciones. Por tanto, si no existe Yang, Yin no puede sobrevivir.

Escape de Yin

Puede ser una evolución del Aislamiento de Yin. Si Yang sigue siendo fuerte, sigue empujando a Yin y se rompe su conexión. Se produce entonces el escape de Yin.

Este escape se suele dar en enfermedades crónicas en las que se consume Yin, y en el ataque de factores patógenos de tipo Yang. Los síntomas que se pueden apreciar en pacientes e están sufriendo esta patología son: sudor continuo, viscoso, caliente y pegajoso, disnea, lengua roja oscura sin capa, inquietud, delirio, sed y pulso flotante.

Escape de Yang

Puede darse cuando existe una Insuficiencia de Yang durante un tiempo prolongado, o bien si se produce por algún patógeno o por un error médico al tratar un paciente una pérdida brusca de Yang. En ambos casos, Yin es más guerte que Yang, por lo que sigue empujándole, y al igual que en el caso del escape de Yin, se termina rompiendo su conexión y se produce el escape de Yang. También puede existir una debilidad congénita del Yan Qi que produce el mismo escape. Otra losible causa de este escape es la vejez.

Si tenemos un paciente que presente este escape de Yang, presentará síntomas como sudoración fría, fluida y t ransparente, ánimo decaído, astenia, piel fría, cara pálida y pulso prácticamente imperceptible.