Síndromes de exceso y de insuficiencia

Yin Yang

Yin Yang con frio-calor.

Como os prometimos en el anterior artículo hoy vamos a tratar uno de los temas más importantes en los que se basan las patologías de la MTC: el Síndrome de Exceso (Shi) tanto de Yin como de Yang, asi que sin demorarnos más, vamos al tema.

Síndrome de Exceso ( Shi )

Como ya sabemos, Yin y Yang están normalmente en equilibrio. El exceso tanto de uno como de otro es la manifestación de cambio patológico. El exceso suele ser el primer cambio. Provoca accesos agudos. Suele aparecer al principio de la patología y ser debido al ataque de Factores Patógenos Externos. El tipo de síndrome depende del desequilibrio Yin/Yang: si hay hiperactividad de Yang, esta provoca el descenso de Yin y viceversa. Veamos un ejemplo:

Ahora en invierno viene frio de repente. Hay personas a las que no le afectan porque tienen un Qi defensivo suficiente (el Qi es un tema que trataremos más adelante) y mantienen su equilibrio Yin/Yang. En otras personas, este equilibrio es destruido por el factor patogéno externo ( que como vimos en el anterior artículo se asimila a Yin ) y aparece la enfermedad. Este factor patógeno entra en el cuerpo haciendo ascender a Yin y superando su nivel normal destruyendo el equilibrio. Con este exceso de Yin, desciende aún más el Yang, aumentando el desequilibrio. Por tanto se trataría de un Síndrome de frío por Exceso de Yin.

Al ser un síndrome de tipo excesivo, su tratamiento sería la regulación, es decir, dispersar lo que sobra.

Síndrome Shi por Exceso de Yang

Al principio Yin y Yang están en equilibrio. El factor tipo Yang ( Viento por ejemplo) ataca nuestro cuerpo. Podemos decir que Yin está normal y es el exceso de Yang lo que provoca el desequilibrio. Este sería el principio de la patología. Con el tiempo el Yang (que sigue en exceso ) empieza a consumir Yin aumentando más aún el desequilibrio y aparecerian síntomas de Viento por exceso:

  • Fiebre

  • Congestión nasal

  • Garganta irritada

  • Cefaleas

  • Pulso superficial

  • Sudoración

  • etc…

Síndrome Shi por exceso de Yin

Al principio Yin y Yang están en equilibrio. El factor tipo Yin ataca al cuerpo y penetrando, empieza a consumir Yang apareciendo síntomas de Frío tales como:

  • Lengua con capa blanca

  • Pulso flotante, lento o tenso

  • Diarrea

  • Dolor abdominal

  • Escalofrios

  • etc…

Con la evolución de la patología los síntomas pueden variar, pues el líquido Yin va consumiendo Yang Qi.

Síndrome de debilidad o insuficiencia (Xu)

Es cuando Yin o Yang están bajo su nivel normal. A esta situación se le conoce como Síndrome Xu o Insuficiencia. Este síndrome se suele referir a la enfermedad crónica y por norma general indica perjuicio de los órganos. Vamos a verlos.

Síndrome Xu por Insuficiencia de Yin ( Calor por Insuficiencia )

Si el Yin está débil no puede controlar al Yang que queda más alto y aparecería el calor. La Insuficiencia de Yin produce calor. Aparece Síndrome de Calor Xu con los síntomas típicos:

  • Lengua de color roja con capa espesa

  • Puso piliforme y rápido

  • Calor en los cinco corazones ( manos, pies y centro del pecho)

  • Sudoración nocturna

  • etc

Síndrome Xu por Insuficiencia de Yang

Si el Yang está débil, no puede controlar a Yin por lo que aparecen síntomas de Frio. La Insuficiencia de Yang produce Frío con síntomas como:

  • Lengua pálida e hinchada

  • Pulso sumergido y débil

  • Sensación de frío y miembros fríos

  • Deposiciones sueltas conteniendo comida no digerida

  • etc…

Las dos manifestaciones ( Frío y Calor ) se conoce como ya hemos dicho como Síndrome Xu y su tratamiento sería Tonificar lo Insuficiente.

OJO es muy importante diferenciar correctamente si los síntomas de calor y frío se deben a un síndrome de exceso o de insuficiencia para poder tratarlos correctamente, ya que por ejemplo la insuficiencia de Yin puede provocar calor pero también el exceso de Yang lo puede provocar.

Transformación de Yin o Yang

En casos de insuficiencia o exceso extremos, Yin y Yang pueden experimentar transiciones bruscas, ya que cuando algo llega a su extremo, camina hacia su contrario. En nuestro organismo esta transformación brusca no es un fenómeno normal y suele mostrar que se ha llegado al agotamiento. Esto suele suceder en la fase final de una patología. Por ejemplo en una patología que cursa con fiebre muy alta y de repente descienda bruscamente puede significar agotamiento de Yang Qi, y que con esto se ha perdido la regulación entre Yin y Yang.