Wei Qi (Qi defensivo)

Sustancias fundamentales: Analizamos el Wei Qi, la parte más activa del sistema de defensa del organismo.

Qi

Qi

Es el Qi defensivo, la parte más activa y visible del sistema de defensa del organismo, equiparable al sistema inmunológico. También se llama Qi Potencial o Wei Yang.

Sale del Jiao Inferior y su calidad proviene de los principios inmediatos.
Lo controla fundamentalmente los pulmones.

Circula muy rápido y va por fuera de los vasos, difundiéndose por el sistema muscular y por lo intersticios entre los tejidos, distribuyéndose bajo la piel y por las zonas torácicas y abdominal. No penetra en el interior de los órganos.

Trayecto de circulación

Nace en el Jiao Medio y empieza a circular en el Jiao Superior. Circula por todo el cuerpo a través de los meridianos principales y los vasos, pero por fuera. Una parte no sigue los meridianos principales, sino los colaterales, los más pequeños, recorriendo interiormente la parte torácica y el abdomen, es decir, la pleura y el peritoneo, y también circula en los espacios entre la piel y los músculos y el vello.
El Wei Qi sería como un vapor que se difunde por los espacios del cuerpo, especialmente por la zona superficial.

Funciones

  • Proteger el sistema superficial para evitar el acceso de factores patógenos exteriores. Forma la barrera de protección del sistema superficial para defender el cuerpo de los ataques: viento, frio, microorganismos.
  • Termorregulación: regula la temperatura corporal y controla la apertura y cierre de los poros sudoríficos.
  • Controla la apertura y cierre de los poros para mantener el equilibrio de los líquidos. Con ello colabora en la nutrición y el calentamiento de los músculos, la piel y el vello.

La circulación del Wei Qi sigue el ritmo circadiano, con lo que tiene mucho que ver con el estado de alerta de las defensas de la persona. Cuando circula más por la parte superficial que a nivel interno, es el momento en el que estamos despiertos. Cuando circula en los meridianos internos nos encontramos en el momento de sueño. Tiende a circular de día más cerca de la superficie para de noche ir hacia el interior hacia los órganos donde además de protegerlos se realimenta y recarga.

Disfunciones

La alteración del Wei Qi repercute directamente en el Ying Qi. Ambos deben estar en equilibrio para hacer su trabajo. Si hay una desarmonización entre ellos, puede aparecer un trastorno de la capacidad inmunitaria, anormalidad del sueño, de la temperatura corporal o anomalías en la sudoración.
La desarmonia presenta tres síntomas muy importantes:

  • Fiebre
  • Sudor excesio o ausencia del mismo
  • Aversión al viento

Es fundamental que el Qi de cada órgano se distribuya correctamente a los meridianos u órganos. Cuando un Qi se estudia como funciones de un órgano adopta su nombre.